EL PRIMER DIBUJO ANIMADO DE LA HISTORIA: Gertie The Dinosaur

El año pasado visitó TecOb el padre de los dibujos animados, Émile Cohl, con su obra de 1908 titulada Fantasmagorie. Hoy toca avanzar un poco en aquella historia para conocer a un dinosaurio singular que marcó a varias generaciones de autores de dibujos animados.

Se trata de Gertie The Dinosaur, experimento de 1914 llevado a cabo por el célebre dibujanteWinsor McCay y varios ayudantes que, mediante la técnica de keyframe y con una paciencia infinita, realizaron miles de dibujos para dar vida a este personaje que supuso toda una revolución. Con Gertie nacieron los dibujos animados modernos y todavía hoy la narrativa de losdibus contiene ecos de la visión que tuvo McCay hace ya casi un siglo.

He aquí esta pequeña película, en la no solo aparece el dinosaurio, o mejor dicho “dinosauria”, sino algunos de los protagonistas del experimento en una arriesgada apuesta por la fusión de imagen real y dibujo animado.

aqui podeis ver el primer  dibujo de  Émile Cohl:

Émile Cohl creó Fantasmagorie en 1908. Para hacer esta película, Cohl las colocó sobre la base de una placa de cristal iluminada y luego trazó el dibujo con el siguiente variaciones-en la parte superior de la misma hasta que tuvo unos 700 dibujos. En 1908, los caricaturistas se pizarra atracciones comunes de vodevil y los personajes en la mirada de la película como si hubieran sido dibujado en una pizarra, pero es una ilusión. La filmación de las líneas en negro sobre papel y la impresión en Cohl negativo hace que sus animaciones parecen ser dibujos de tiza

LA VERDAD SOBRE VENEZUELA y EL CIERRE DE RCTV

POR Alberto Mansueti:
www.lasalida.org

Mucha gente se confunde en Venezuela, y no me extraña que haya confusión aún mayor en el exterior. Vivo en este país desde hace casi 30 años; y veo la realidad tal y como es -muy parecida al resto de América-, porque gracias a Dios no tengo anteojeras democráticas ni otras similares. El problema de Venezuela no es Chávez; ni la falta de democracia. Aquí sobra democracia; y por eso mismo Chávez gana cuanta elección o plebiscito haya. (Y van 5 en menos de 4 años).

Chávez es apenas un síntoma del problema, que es la plebe. Distinta del pueblo. El pueblo vive de su trabajo. La plebe vive o aspira a vivir del trabajo ajeno (del latín “plebs” distinto a “populus”; los romanos ya la conocían, esto no nada nuevo.) El pueblo es trabajador; la plebe, predatoria.

El problema es la plebe

La plebe puede ser cruel y feroz, pero mentalmente es retardada, y muy ingenua: creyó la promesa de “almuerzo gratis”, repetida por la democracia desde 1958. Y ya se impacientó de esperar. Algunos de ellos toman una pistola y salen a robar por sí mismos. Otros, más cobardes e hipócritas, reclaman que el Estado robe por ellos. No creen en el mandato bíblico de ganar el pan con el sudor de la frente. Creen que todo contribuyente de impuestos -incluidos los impuestos disfrazados-, debe pagar por lo que se les dijo son  sus “derechos humanos” a la “salud y educación”, vivienda, jubilación, empleo “garantizado” con “sueldo digno”, etc. Y creen que la democracia es el medio para lograr todo lo que desean -y envidian-; y no el trabajo, el ahorro y la inversión, en una economía libre.

La amarga verdad sobre Chávez -que ningún demócrata de este u otro país se atreve a reconocer-, es que Chávez no creó a la plebe; ella es creatura exclusiva de la democracia. Y Chávez es un hábil manipulador, es un “tribuno popular”, tal y como Fustel de Coulanges describió la figura en “La Cité Antique”. Si Chávez no hiciera su papel, otro lo haría. Desde 1958 la democracia no sólo le insufló el credo distribucionista a la masa, les “formó” también a sus cabecillas dirigentes, en las universidades marxistas (todas, empezando por la Católica). Chávez mismo es un producto de la democracia, porque las academicas militares no escaparon al adoctrinamiento marxista-leninista.

El jueves 11 de abril pasado los estatistas anti Chávez -civiles y militares- tomaron un par de cuarteles y el Palacio de Gobierno, mediante un golpe de mano (“de Estado” es mucho decir para tamaña bufonada); y a punta de pistola llevaron al tipo a una isla semidesierta, creyendo así resolver -o escapar- del problema. El 12, la plebe enfurecida tomó las calles, rompió vitrinas y saqueó los comercios, exigiendo perentoriamente la reposición de su líder. Los golpistas repentinamente se asustaron; y trajeron a Chávez de vuelta al día siguiente, sábado 13. Casi le piden disculpas. (Y él los ha tratado con bastante gentileza -hay que decirlo-, que ellos no agradecen; en Cuba u otro país no hubiesen contado el cuento).

Pueden ver mas videos:       RCTV :  DIGAN LA VERDAD

pueden leer la noticia en ginebra sobre  VENEZUELA

CONTROLANDO A LAS MASAS: LA TV, LOS DEPORTES Y LA FIGURA DE NUESTROS PRESIDENTES.

La manipulación del ciudadano a través de la televisión y el futbol. ¿Por que hay miles de estadios de futbol?.

hablan los expertos en CONTRA-INGENIERÍA SOCIAL.

Cursillo rápido de manipulación informativa.

Storytelling  

es una técnica usada ampliamente en comunicación política como parte del proceso de persuasión propio de la actividad política, cada vez más es usada también en Televisión como parte del discurso informativo debido a su eficiencia como canalizador del mensaje a pesar de la evidente distorsión de la verdad que ello ocasiona en el mensaje informativo, a pesar de que los medios de comunicación debieran rechazar el uso de estas técnicas desde un punto de vista deontológico, es cada vez mas constatable la existencia de la narración de historias como elemento dinamizador del discurso informativo en televisión. 

“La estrategia de la distracción” : Las diez estrategias de la manipulación mediática.

10 Estrategias usadas a través de los medios para mantener al público en un estado de “Distracción”, para que la gente acepte una realidad vendida sólamente por los medios oficiales e ignorar otras verdades que sean publicadas por estos medios (Internet por ejemplo).

Hay un texto que uno no puede pasar sin leer. Las 10 estrategias de Manipulación Mediática. Su autor, Noam Chomsky es lingüista, ex-profesor de George Lakoff, y agente político activo. Un texto como este vale la pena leerlo, sobretodo, para protegerse de aquello de lo que habla, de la manipulación. Observarás que las cosas que cuenta puedes verlas reflejadas en las noticias, en la prensa, en el supermercado…

  les dejo con “10 Estrategias de Manipulación Mediática” de Noam Chomsky:

1. La estrategia de la distracción
El elemento primordial del control social es la estrategia de la distracción que consiste en desviar la atención del público de los problemas importantes y de los cambios decididos por las elites políticas y económicas, mediante la técnica del diluvio o inundación de continuas distracciones y de informaciones insignificantes. La estrategia de la distracción es igualmente indispensable para impedir al público interesarse por los conocimientos esenciales, en el área de la ciencia, la economía, la psicología, la neurobiología y la cibernética.

“Mantener la Atención del público distraída, lejos de los verdaderos problemas sociales, cautivada por temas sin importancia real. Mantener al público ocupado, ocupado, ocupado, sin ningún tiempo para pensar; de vuelta a granja como los otros animales (cita del texto ‘Armas silenciosas para guerras tranquilas)”.

2. Crear problemas y después ofrecer soluciones
Este método también es llamado “problema-reacción-solución”. Se crea un problema, una “situación” prevista para causar cierta reacción en el público, a fin de que éste sea el mandante de las medidas que se desea hacer aceptar. Por ejemplo: dejar que se desenvuelva o se intensifique la violencia urbana, u organizar atentados sangrientos, a fin de que el público sea el demandante de leyes de seguridad y políticas en perjuicio de la libertad. O también: crear una crisis económica para hacer aceptar como un mal necesario el retroceso de los derechos sociales y el desmantelamiento de los servicios públicos.

3. La estrategia de la gradualidad
Para hacer que se acepte una medida inaceptable, basta aplicarla gradualmente, a cuentagotas, por años consecutivos. Es de esa manera que condiciones socioeconómicas radicalmente nuevas (neoliberalismo) fueron impuestas durante las décadas de 1980 y 1990: Estado mínimo, privatizaciones, precariedad, flexibilidad, desempleo en masa, salarios que ya no aseguran ingresos decentes, tantos cambios que hubieran provocado una revolución si hubiesen sido aplicadas de una sola vez.

4. La estrategia de diferir
Otra manera de hacer aceptar una decisión impopular es la de presentarla como “dolorosa y necesaria”, obteniendo la aceptación pública, en el momento, para una aplicación futura. Es más fácil aceptar un sacrificio futuro que un sacrificio inmediato. Primero, porque el esfuerzo no es empleado inmediatamente. Luego, porque el público, la masa, tiene siempre la tendencia a esperar ingenuamente que “todo irá mejorar mañana” y que el sacrificio exigido podrá ser evitado. Esto da más tiempo al público para acostumbrarse a la idea del cambio y de aceptarla con resignación cuando llegue el momento.

5. Dirigirse al público como criaturas de poca edad
La mayoría de la publicidad dirigida al gran público utiliza discurso, argumentos, personajes y entonación particularmente infantiles, muchas veces próximos a la debilidad, como si el espectador fuese una criatura de poca edad o un deficiente mental. Cuanto más se intente buscar engañar al espectador, más se tiende a adoptar un tono infantilizante. Por qué? “Si uno se dirige a una persona como si ella tuviese la edad de 12 años o menos, entonces, en razón de la sugestionabilidad, ella tenderá, con cierta probabilidad, a una respuesta o reacción también desprovista de un sentido crítico como la de una persona de 12 años o menos de edad (ver “Armas silenciosas para guerras tranquilas”)”.

6. Utilizar el aspecto emocional mucho más que la reflexión
Hacer uso del aspecto emocional es una técnica clásica para causar un corto circuito en el análisis racional, y finalmente al sentido critico de los individuos. Por otra parte, la utilización del registro emocional permite abrir la puerta de acceso al inconsciente para implantar o injertar ideas, deseos, miedos y temores, compulsiones, o inducir comportamientos…

7. Mantener al público en la ignorancia y la mediocridad
Hacer que el público sea incapaz de comprender las tecnologías y los métodos utilizados para su control y su esclavitud. “La calidad de la educación dada a las clases sociales inferiores debe ser la más pobre y mediocre posible, de forma que la distancia de la ignorancia que planea entre las clases inferiores y las clases sociales superiores sea y permanezca imposibles de alcanzar para las clases inferiores (ver ‘Armas silenciosas para guerras tranquilas)”.

8. Estimular al público a ser complaciente con la mediocridad
Promover al público a creer que es moda el hecho de ser estúpido, vulgar e inculto…

9. Reforzar la autoculpabilidad
Hacer creer al individuo que es solamente él el culpable por su propia desgracia, por causa de la insuficiencia de su inteligencia, de sus capacidades, o de sus esfuerzos. Así, en lugar de rebelarse contra el sistema económico, el individuo se autodesvalida y se culpa, lo que genera un estado depresivo, uno de cuyos efectos es la inhibición de su acción. Y, sin acción, no hay revolución!

10. Conocer a los individuos mejor de lo que ellos mismos se conocen
En el transcurso de los últimos 50 años, los avances acelerados de la ciencia han generado una creciente brecha entre los conocimientos del público y aquellos poseídas y utilizados por las elites dominantes. Gracias a la biología, la neurobiología y la psicología aplicada, el “sistema” ha disfrutado de un conocimiento avanzado del ser humano, tanto de forma física como psicológicamente. El sistema ha conseguido conocer mejor al individuo común de lo que él se conoce a sí mismo. Esto significa que, en la mayoría de los casos, el sistema ejerce un control mayor y un gran poder sobre los individuos, mayor que el de los individuos sobre sí mismos.

PARA AGREGAR LES DEJO ESTE VIDEO:

http://www.youtube.com/watch?v=IDXtQI7uZ1I&feature=related

COMO NOS INFORMAN LOS MEDIOS Y LOS PERIODISTAS ASALARIADOS (la prensa del sistema)?

Cada dia mas crece la “SOSPECHA CIUDADANA”,  de que los grandes medios nos estan ocultando  la realidad y manipulan los hechos  y la verdad.

la información mundial no  esta construida  sobre la objetividad  y la búsqueda de la verdad, si no  sobre la base  de la comercializacion  y la manipulacion mediante el control del cerebro  y la orientacion social  con fines politicos y  economicos.

 

REALMENTE NOSOTROS DECIDIMOS QUE VER EN LA TELEVISIÓN?


LAS CORPORACIONES TRAS EL CRISTAL.

En el marco de esta aparente y falsa democracia que aún las masas consienten, donde el poder y la soberanía no residen precisamente en el pueblo (aunque por Derecho se afirme y establezca que sí), sino que -de hecho- ambos atributos están en manos de los poderosos lobbys corporativos, no es difícil percibir y comprobar que los políticos no son los únicos títeres de la élite global económica-industrial.

En efecto, la red de intereses creados, subordinación y clientelismo alcanza (y corrompe) a todas las demás áreas e instituciones de la sociedad (a parte de, por supuesto, la economía y la industria): ciencia, educación, medicina, alimentación, energía, cultura, ocio y -en el caso que ahora nos ocupa- medios de comunicación.

En el siguiente artículo se explica cómo los diversos medios de comunicación de masas (haciendo hincapié en la televisión) están controlados por las corporaciones, y de qué manera los contenidos emitidos y difundidos (o censurados) obedecen a las pautas y directivas que aquéllas marcan, conforme a sus intereses y objetivos, dando por resultado una información acusadamente tendenciosa, parcial, manipulada, sesgada, fraudulenta y distractiva, que podríamos calificar como “desinfotentendimiento”.

Es por ello que, desde el ámbito de la información libre/alternativa, tanto a los más media como a las técnicas de persuasión y manipulación que emplean, se los ha llamado -muy acertadamente- armas de desinformación masiva.

¿QUIÉN DECIDE LO QUE VEMOS EN LA TELEVISIÓN?

Las corporaciones, propietarias de todas las cadenas de televisión en el mundo, no buscan informarte y ni siquiera entretenerte; simplemente buscan consolidar sus agendas financieras apoyadas en la manipulación cultural de una masa que formamos todos nosotros

Las grandes corporaciones controlan prácticamente todos los medios masivos de comunicación en el mundo (principalmente refiriéndonos a la prensa escrita, la radio, y la televisión). El poder económico e ideológico que poseen resulta abrumador, ya que en sus manos está la posibilidad de generar una revolución, derrocar un gobierno, similar un suceso que impacte en el rumbo de la política mundial, o incluso (y tal vez antes que todo lo demás) manipular radicalmente el imaginario colectivo, rediseñar paradigmas socioculturales, y definir tendencias de pensamiento.

Hace apenas medio siglo el menú de medios era propiedad de un grupo de corporaciones relativamente extenso, y en ese momento se podían contabilizar aproximadamente una centena de grandes consorcios mediáticos alrededor del mundo. Sin embargo, durante las últimas décadas la tendencia fue a que ese grupo se fuese reduciendo, y las corporaciones más hábiles y fuertes fueron absorbiendo los medios de aquellas que no soportaron la agresiva dinámica de negocios que domina este mercado.

En el caso estadounidense, la mayor potencia mediática del mundo y país en donde existe mayor número de medios, se puede ver reflejada a la perfección esta inercia a la “uniformediatización” y la distribución del espectro mediático ha quedado concentrado en cinco enormes y omnipotentes consorcios: General Electric, Time Warner, CBS, Viacom, Walt Disney Corporation, y News Corp.

La presencia de estas corporaciones detrás de cientos de estaciones televisivas, radiodifusoras, y diarios, les representaba ingresos conjuntos en 2008 por más de 320 mil millones de dólares. “El peligro de este tipo de concentración en los medios es que roba democracia de diversidad, le quita a los espectadores la posibilidad de exponerse a una mayor variedad de puntos de vista” afirma el analista de medios Danny Schechter.

Pero más allá de la patológica concentración de plataformas mediáticas en unas cuantas corporaciones, el problema es la cantidad de intereses implícitos que apuntan a la presión política para favorecer su mercado, a la manipulación de patrones culturales y, en particular, a la consolidación de su agenda financiera.

Por ejemplo, General Electric es tal vez la mayor abastecedora de piezas para la manufacturación de misiles nucleares así como de servicios de mantenimiento para ciertas facilidades militares.

Y en este sentido es obvio que la “producción de guerras” le beneficia sustancialmente. ¿Alguna vez te has preguntado el por qué del manejo épico en las películas y los programas de guerra, o el tinte heroico con el que se encuadra a las tropas estadounidenses mientras invaden territorios lejanos en el medio oriente? Otro ejemplo de la misma empresa se refiere al maltrato medioambiental por residuos emitidos por GE dentro del Hudson River en Nueva York. Se ha confirmado que sus aguas están repletas de cancerígenos conocidos como PSB. Y por supuesto la cadena NBC, propiedad de General Electric, jamás destinará un reportaje para cubrir este tóxico fenómeno.

Otro caso es el de ABC News, cadena que es propiedad del holding mediático de Walt Disney Corporation. Cuando ABC News fue adquirido por Disney, la cadena noticiosa había elaborado algunos reportajes sobre distintos escándalos relacionados al sombríamente fantástico mundo de Disney.

Y como era de esperarse, estos contenidos fueron borrados de los archivos y jamás se ha vuelto a transmitir una noticia que afecte directamente la imagen o los principales intereses de la empresa que utiliza al icónico Mickey Mouse para ostentar una supuesta inocencia.

Pero una vez más enfatizamos que el verdadero problema no está en la concentración de medios en unas pocas corporaciones, sino que lo que nos afecta realmente como una sociedad mediatizada es que los contenidos transmitidos a través de estos medios están moldeados de acuerdo a agendas que poco tienen que ver con la información o el entretenimiento de una audiencia.

Y al estar concentrados en unos cuantos grupos, el espectro de intereses se hace aún más estrecho y en este sentido se intensifica la persecución de un reducido número de agendas que a fin de cuentas termina por denigrar la diversidad.

Y si tomamos en cuenta que el consumo de los contenidos transmitidos por estos medios son sin duda el mayor pulso cultural, entonces nos encontramos con un siniestro escenario en el que terminamos por representar, nosotros, el público, a una tribu de zombis idiotizados que son, en muchos casos sin saberlo, determinantemente influenciados por patrones corporativos.

De acuerdo con algunos analistas la esencia de la información periodística, masivamente distribuida, murió en el momento en que corporaciones exomediáticas cuyos principales negocios estaban en otros mercados como el de las armas (en el caso de General Electric) tomaron el control de los medios informativos. “Un buen negocio es un mal periodismo.

Un buen periodismo es mal negocio” afirma Chris Chambers, profesor de la Universidad de Georgetown. Por su parte, Laura Flanders, dedicada a la transmisión informativa, considera que es bastante ingenuo el pensar que lo que los medios mainstream informan tiene algo que ver con lo que en realidad ocurre: “No podemos confiar más en que los contratistas militares de GE nos van a informar objetivamente sobre la guerra, que lo que confiamos en que las cadenas de televisión operadas por Disney nos van a revelar la verdad de lo que está sucediendo en nuestra economía”.

De acuerdo al contexto descrito en los párrafos anteriores podemos concluir que los grandes medios a fin de cuentas se desempeñan como voceros de las corporaciones que los poseen. Y curiosamente estas mismas corporaciones controlan buena parte de la economía, de la cultura, de la legislación de reformas y leyes, y lo que es aún peor, de la educación.

Así que frente a la pregunta de quién controla los contenidos que tú y tu familia consumen, la respuesta es más o menos sencilla: las corporaciones, entidades abstractas y cuasi omnipotentes que eligen estratégicamente cada uno de los contenidos que transmitirían después de analizar su impacto en las ideas, conductas, y comportamiento que fomentarán.

Y AUNQUE CREAMOS QUE TENEMOS EL PODER DE SIMPLEMENTE APAGAR EL TELEVISOR DESDE LA COMODIDAD DE NUESTRO SOFÁ, ARMADOS DE UN CONTROL REMOTO, LO CIERTO ES QUE ESTAMOS INMERSOS EN UNA ESTRUCTURA SOCIAL, ECONÓMICA, Y CULTURAL, QUE ESTÁ EN BUENA MEDIDA DISEÑADA POR ESTOS CONSORCIOS.

ES DECIR LO CREAN O NO, NO VEMOS LO QUE NOSOTROS QUEREMOS, SINO LO QUE ELLOS QUIEREN QUE VEAMOS.