Las corporaciones petroleras acechando como buitres a libia

Varias compañías quieren entrar al negocio a través del apoyo a los rebeldes

En una Libia que está rápidamente entrando en la era post Kadafi, los grupos petroleros internacionales, en especial italianos y franceses, comienzan a sacar cuentas y miran con gran interés al crudo del país africano, cuyas reservas son superiores a las de cualquier otro Estado de esa región y despiertan el apetito de las grandes potencias occidentales.
Una de las incógnitas que las grandes petroleras están tratando de entender en estas horas es si en la “nueva” Trípoli habrá estabilidad política, elemento clave para poder hacer negocios , o si en cambio el país entrará en una fase de turbulencias tanto políticas como económicas.
Libia es el cuarto productor del “oro negro” de Africa, después de Nigeria, Argelia y Angola, con una producción de 1,8 millones de barriles por día. Sus reservas son de unos 44.000 millones de barriles.
Cercano desde siempre a Italia, Muammar Kadafi había hecho precisamente de Roma el primer socio en el campo petrolífero. Desde hace ya décadas, los distintos gobiernos italianos trataron de mantener buenas relaciones con Libia, país al cual le compran el 28% del crudo que consumen.
Luego de Italia, los otros países que compran el “oro negro” libio son Francia, China y Alemania. Según expertos europeos, la producción volverá a crecer lentamente en los próximos meses, pero aún en la mejor de las previsiones se cree que la oferta petrolera no logrará superar antes del 2012 el 50% de la producción existente antes del estallido, en febrero. En el 2013, ese nivel podría alcanzar el 100% de la producción precedente al conflicto.
Además de ENI, las otras grandes sociedades del sector presentes en el país son la francesa Total y los “colosos” anglosajones, como Bp, Shell o ExxonMobil.
Es probable que la firma Arabian Gulf Oil Company (Agoco) –segundo grupo en importancia en el país– termine jugando un rol clave, ya que desde hace tiempo pasó del lado de las fuerzas rebeldes, abandonando a Kadafi.
Tanto ENI como Total también parecen estar en la “pole position” en esta nueva carrera. Tanto es así que ayer los papeles de los dos grupos subieron en las Bolsas.
Según algunos analistas, las compañías petrolíferas de Italia y Francia no deberían tener ningún problema con los nuevos dirigentes al poder en Trípoli, algo que podría en cambio ocurrir con las sociedades de Brasil, Rusia y China, países que en estas semanas de guerra se opusieron a la aplicación de sanciones contra Kadafi.
Luego de que los rebeldes entraran a Trípoli, ayer el precio del crudo mostró dos caras . El precio del barril de petróleo Brent, de referencia en Europa, cerró con una baja de 0,24%, a 108,3 dólares. En cambio el precio del barril de Texas (WTI) subió un 2,26%, a 84,12 dólares.
“Libia no es una país con una producción de mucha envergadura (NdeR: entre el 2% y 3%) frente a la producción total. Habría que esperar, pero en principio me parece que lo sucedido estos días no debería tener un impacto significativo en las cotizaciones del crudo”, le explicó a Clarín el ex secretario de Energía de Raúl Alfonsín, Jorge Lapeña.

 

Anuncios

ANIMATE A DEJAR UN COMENTARIO AQUI

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s