Cómo afecta la crisis financiera a nuestros bolsillos???

¿Bear Stearns? ¿Credit crunch? ¿Fed?¿Tasa de descuento? Los términos clave de la crisis financiera de Estados Unidos pueden sonar a
swahili en los oídos de la mayoría de los españoles. Pero lo que está en juego al otro lado del Atlántico (nada menos que la integridad del sistema financiero de la primera economía del mundo) es de gran importancia para el resto de los países y, en definitiva, tiene un impacto real en el bolsillo de los ciudadanos.

Las repercusiones pueden ser muy obvias y directas, como la caída de la rentabilidad de los fondos de inversión y de los planes de pensiones. Hay consecuencias menos visibles, pero potencialmente muy importantes: el efecto negativo sobre el empleo, la mayor dificultad para conseguir un crédito hipotecario, la influencia sobre el precio de la gasolina o el previsible ajuste de los salarios.

Incluso se abren oportunidades para aprovecharse de la crisis, sobre todo como consecuencia del favorable tipo de cambio del euro frente al dólar, que convierte en una ganga viajar a determinados países. Esta es una descripción sumaria del impacto de la crisis bancaria estadounidense en los hogares.

– Vivienda. Las hipotecas, más difíciles y no más baratas

Si la tormenta financiera no amaina, obtener una hipoteca se complicará, porque los bancos son más prudentes a la hora de concederlas, y el Euribor podría dar nuevos disgustos.

Tras los descensos que registró en los dos últimos meses, el indicador de referencia para la mayoría de esos créditos ha retomado una senda alcista: ayer subió hasta el 4,647%, en su tercera jornada consecutiva de repuntes, y los analistas temen que continúe así, al menos hasta que haya señales de que el BCE puede bajar tipos.

En 2007, la hipoteca media fue de 149.000 euros, a 26 años y con un diferencial de 0,5 puntos sobre el Euribor, según el INE. Así, teniendo en cuenta que el valor promedio del Euribor de marzo se sitúa ahora en el 4,522%, un ciudadano tipo se vería obligado a pagar 36 euros más al mes que hace un año por su préstamo.

– Empleo. Con menos inversión subirá el paro

El impacto de la crisis en el empleo no será tan directo, pero habrá daños colaterales: a nivel mundial hay tal sensación de restricción de crédito (es mucho más difícil conseguir préstamos) que las
inversiones se pueden resentir, y eso tendría su repercusión en el terreno laboral.

Hoy día, el principal lastre de España tiene que ver con la construcción. Su ralentización provocó que el mes pasado el paro aumentara un 4,2% en ese sector, y contribuyó a que la cifra total de inscritos en las oficinas del Inem se incrementara en 53.406 personas durante ese mes, hasta superar los 2,31 millones. El mercado de trabajo ofrece, así, claros signos de debilidad. Y en ese contexto, la inestabilidad que la vorágine financiera produce en el tejido empresarial podría resultar negativa, haciendo mella en la contratación.

– Ocio.  Viajar a EEUU ya no es tan caro

Gracias a la apreciación del euro respecto al dólar, viajar a EEUU y otras áreas de influencia de la divisa estadou-nidense sale a mejor precio. La moneda única se ha revalorizado un 18% frente al billete verde en los últimos 12 meses, lo que abarata bastante las posibilidades de hacer turismo al otro lado del Atlántico, y lo mismo sucede con las compras a empresas de ventas online que operan en dólares.

La otra cara de la moneda es que España se ha convertido en un lugar menos atractivo para los norteamericanos, cuyas visitas a nuestro país aumentaron un 22% en 2007.

En la misma línea, aunque la mayoría de los que vienen a España son europeos, los destinos en dólares que compiten con nuestra oferta, como el Caribe, podrían restar negocio a los hoteleros españoles y perjudicar el empleo en el sector.

– Inversión. Los planes de pensiones, poco rentables

Todo el mundo busca optimizar su inversión, de ahí que los planes de pensiones que se contratan incluyan un componente de renta variable. El problema es que eso puede dar mayor rentabilidad a largo plazo, pero implica que una coyuntura bursátil a la baja, como la actual, resulte perjudicial para el ciudadano.

En febrero, por ejemplo, la rentabilidad media interanual de los planes de pensiones individuales cayó el 1,25%, según datos de Inverco, y las mayores pérdidas correspondieron a los de renta variable (-9%).

Los depósitos, en cambio, salen bien parados de una situación así: las entidades financieras tienen problemas de liquidez y se han lanzado a comercializar esos productos para captar dinero, lo que beneficia al cliente. A su vez, la gente está sacando dinero de los fondos de inversión.

– Precios y salarios . El poder adquisitivo, en riesgo

Dice el refrán que, cuando Estados Unidos se resfría, el resto del mundo coge una gripe.

El comisario de Asuntos Económicos, Joaquín Almunia, afirmó el lunes que, con un crecimiento previsto del 2% para este año, la economía comunitaria está “por debajo del riesgo de recesión”, pero la crisis de los mercados internacionales tendrá efectos inevitables sobre el bolsillo de los consumidores.

España se verá influenciada por la ralentización global, y es posible que el poder adquisitivo de los ciudadanos se resienta. De momento, la escalada del crudo y los alimentos ha propiciado que en febrero la inflación subiera a su peor nivel en 12 años (el 4,4%), y habrá que ver cómo evolucionan los salarios. Como dato positivo, CCOO valoró ayer que el incremento salarial medio pactado en febrero fuera superior al de 2007.

– Transporte. La gasolina, con precios en máximo 

Hace un año, el barril de crudo Brent estaba a 60 dólares; ahora ronda ya la cota psicológica de los tres dígitos. Un aumento del precio se traduce en un alza de los combustibles, y eso da lugar a que, por ejemplo, llenar el depósito sea entre 6 y 12 euros más caro esta Semana Santa que en la de 2007.

Con todo, sería razonable pensar que el oro negro bajará en breve. A juicio de The Economist, las últimas subidas se han debido en parte a temores sobre la oferta, a la especulación y a preocupaciones geopolíticas. Pero el mercado podría haberse dado cuenta de que, ante la ralentización global, la demanda podría caer y se harían necesarios precios más bajos.

la  crisis economico es nesesaria,  pero solo para  la elite mundial, nunca para el ciudadano comun.

Anuncios

ANIMATE A DEJAR UN COMENTARIO AQUI

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s