La Socialización del Agua de Mar y el Sol

green=verde

 

___________________________________________________

El agua de mar parió la primera célula en el Período Precámbrico hace 3.800 millones de años. El mar es la madre de todas las aguas y de la vida. No hay vida sin agua y, por eso, la Biología es la ciencia del agua. El agua de mar no es agua con sal.

Cada 1L de agua de mar está compuesto por  La Sopa Marina que contiene: 965 cc de agua, ácidos nucleicos, ADN, aminoácidos esenciales, proteinas, grasas, vitaminas, minerales (118 elementos de la Tabla Periódica completa), fitoplancton, zooplancton –krill/omega3–, huevos y larvas de peces, cadenas de carbono, material particulado, 10 mil millones de virus, 9 mil millones de bacterias y la información de los orígenes de la vida celular, todo  en un ambiente alcalino de pH 8.4. Motivos por los cuales el agua de mar es el nutriente más completo de la Naturaleza, biógena y patogenicida.

Sorprende a muchos que una ballena misticeta –sin dientes, tiene barbas–, mamífero como los humanos, de 30m de longitud y 200 toneladas de peso –el animal más grande de la Naturaleza–, se nutra y alimente con la sopa marina que es invisible a los ojos de un humano. Los paradigmas, mitos y dogmas científicos impartidos en los centros docentes nos han hecho creer que el agua de mar: 1) está contaminada; 2) que produce insuficiencia renal (tapa los riñones); y 3) que si un náufrago la bebe, de desidrata y se muere. Todo lo cual es FALSO. Algo que se sabía desde 1904 (René Quinton) y que lo hemos vuelto a demostrar en esta década de acuerdo a los protocolos de “ética” oficiales de la Comunidad Europea. En Alta Mar los peces y mamíferos marinos no padecen de enfermedades infecciosas –epizootias, zoonosis, pandemias– porque se nutren orgánica, biodisponible y alcalinamente con la sopa marina –completamente green–, que los humanos despreciamos, basados en mitos, paradigmas y dogmas científicos aprendidos en la escuelas y universidades.

El agua de mar tiene aplicaciones comprobadas científicamente en la nutrición orgánica y green de los suelos, las plantas, los animales y los humanos. La agricultura, la ganadería y la Salud Pública tienen en la sopa marina del agua de mar una herramienta de prevención y curación que ha sido desperdiciada, hasta ahora.

El ahorro del agua dulce –las próximas guerras serán por el oro azul– con la del mar sin-desalinizar, cruda, se puede hacer en los 1.400 Km de costas de todo el mundo. Los Humedales Artificiales Marinos, o Marismas, de Eritrea y México así lo han demostrado. (Ver videos sobre el tema).

El agua de los océanos es la que pone más green al planeta ya que es la que absorbe infinitamente más CO2 de la atmósfera. No son las plantas las mayores descontaminantes del planeta, son las aguas del mar que ocupan el 70% de la Tierra, mientras que las superficies de las grandes resevas forestales representan sólamente un apéndice  mínimo de la descontaminación atmosférica.

________________________________________________________

El Sol calumniado y la vitaminas D-1 y D-3 y el calcio y los minerales del agua de mar, también olvidados por los gremios de la “Salud” (que cuidan la enfermedad antes que la Salud porque es más rentable), prefieren ignorar que todas las enfermedades son ácidas y que la osteoporosis es el origen-comienzo de todos los males. El mayor de los pecados es ignorar que todos los vertebrados, incluidos los humanos, somos en un 70%, agua de mar isotónica. El Bioterrorismo académico y científico nos confunde, amedrenta y consume. Objetivo de la charla: La Socialización del Agua de Mar y el Sol.

Sin SOL la vida green sería imposible. La fotosíntesis es el motor energético más poderoso de la Naturaleza. El sol, junto con el agua de mar, son los auténicos motores green del planeta Tierra. La fotosíntesis es imprescindible para generar la vida green en la supericie planetaria.  Los procesos green de la biocenosis –fitoplancton/zooplancton– en el mar, sin el sol, no serían posibles, ya que la cadena nutritivo/alimenticia del mar se interrumpiría, acabando con la vida de sus habitantes; al igual que se acabaría la vida vegetal en la superficie de la tierra. Sin sol no habría ni respiración, ni nutrición celular.

 

Sorprende que los sanitaristas y gremios médicos -hay excepciones- le tengan declarada la guerra al sol y al agua de mar, la madre de todas las aguas. Es absurdo, ponerle obstáculos “cancerígenos” a la exposición racional al sol . El mar y el sol son apetecidos instintivamente por los humanos aunque se les pongan obstáculos irracionales.

 

El Premio Nobel, 1932, Otto Warbürg, padre de la respiración celular, dijo: “Todas las enfermedades son ácidas y donde hay oxígeno y alcalinidad no puede haber enfermedad ni cáncer”.  Sus descubrimientos siguen siendo ignorados, motivo por el cual mantenemos una guerra contra el sol, cuyas radiaciones son fundamentales en el metabolismo de las vitaminas D-1 y D-3 (colecalciferol), el calcio y otros minerales imprescindibles para mantener el pH alcalino de un organismo bien nutrido. Por darle la espalda al sol es que padecemos la gran epidemia de enfermedades degenerativas que arrasan, especialmente, a los habitantes de los paises “desarrollados”. La osteoporosis, es el ejemplo típico.

 

Las radiaciones ultravioleta del sol metabolizan el colesterol de la piel para producir 169 UI de vitamina D-1 por hora y por cada uno de los 18.000cm2 de piel que tiene un humano. Vit. D-1 que va a los riñones y al hígado para transformarse en Vt. D–3 (colecalciferol) que irá al intestino delgado para permitir la absorción del calcio y otros minerales que reforzarán la densidad ósea, hasta que ese calcio sea reclamado por las células para apagar los fuegos de la acidez y mantener constante el pH del medio interno celular que debe ser alcalino –pH 7,37 a 7,47– y que es tan importante que esté equilibrado como lo es mantener la temperatura corporal entre 36ºC y 37ºC. Tema, el pH, que no es tenido en cuenta por los sanitaristas. Motivo por el cual todas las enfermedades articulares, y otra muchas más, son la consecuencia de la falta de incidencia del SOL en nuestra piel. Todas las enfermedades son ácidas y el sol las alcaliniza para prevenir y curar todas las enfermedades, si a ello se suma un óptimo consumo de oxígeno –VO2– una nutrción orgánica, alcalina y biodisponible –agua de mar– y el anti-estrés de la relajación.

 

El fitoplancton se encarga de absorber el CO2 de la atmósfera, tal como lo hacen las plantas en la Tierra, para metabolizarlo (clorofila/cloroplastos) y devolvernos el oxígeno, O2, que respiramos los animales terrestres. El 70% de la polución atmosférica del planeta la absorbe el mar a través de su fitoplancton. Mucho más CO2 absorbe de la atmósfera el mar que las plantas. Hasta un 80% más, por lo menos. El aumento de la polución –otros para confundir la denominan contaminación– atmosférica hace que el mar se acidifique y su pH, recientemente, haya bajado de 8,4  a 8,2. La acidez progresiva es la culpable de que muchos seres vivos marinos estén en peligro de extinción, especialmente los que tienen sus caparazones silico/calcáreos, como los corales, los camarones, las almejas, los caracoles, los mejillones, las langostas y otros.

Es muy curioso que el mismo problema de la acidificación está sucediendo en los humanos, pero parece que eso no importa y, lamentablemente, será muy difícil que nos ocupemos de la acidez del mar, si no somos capaces de hacerlo con la acidez nuestra, que es la culpable de todas las enfermedades que padecemos los humanos.

Anuncios

ANIMATE A DEJAR UN COMENTARIO AQUI

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s